Kobi

Hoy os presento a mi perro de prestado, Kobi. Es de prestado porque es de mi hermano y un par de amigos (mala idea) pero lo estamos cuidando en casa hasta que se convierta en un perro adulto apuesto y atrastivo.

Ahora mismo tiene un mes y medio, pero cuando llegó era una ratilla enana de apenas una semana. Era muy tierno. Ahora cuando se enfada pone los ojos en blanco, su cara de asesino en potencia y se lanza a por tus cordones (o a por lo que pille) como si no hubiera mañana. Pero en el fondo es ‘wena ente’.

A Dios pongo por testigo que enseño al perro a dar la pata!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s